Impresora 3D Max UV ASIGA - 3Dental

¿Cómo elegir una impresora 3D para tu laboratorio dental?

La fabricación aditiva es la última parte del proceso de trabajo de la odontología digital en convertirse en una decisión empresarial lógica para las clínicas y laboratorios dentales, combinando una alta calidad con bajos costes y procesos de trabajo simplificados. El mercado se ha expandido rápidamente y ha acercado la tecnología a más empresas.

En esta guía vamos a explorar las distintas tecnologías de impresión 3D disponibles para el sector de la odontología y todos los elementos a tener en cuenta antes de invertir en una impresora 3D.

  • Velocidad y rendimiento
  • Empieza a trabajar con la odontología digital y la impresión 3D
Impresora 3D Asiga

La fabricación aditiva es la última parte del proceso de trabajo de la odontología digital en convertirse en una decisión empresarial lógica para las clínicas y laboratorios dentales, combinando una alta calidad con bajos costes y procesos de trabajo simplificados. El mercado se ha expandido rápidamente y ha acercado la tecnología a más empresas.

En esta guía vamos a explorar las distintas tecnologías de impresión 3D disponibles para el sector de la odontología y todos los elementos a tener en cuenta antes de invertir en una impresora 3D.

Modelos dentales Impresos en 3D

Tecnologías de impresión 3D para la odontología y la ortodoncia

Hoy en día, las clínicas y laboratorios dentales y de ortodoncia utilizan de manera habitual dos tecnologías de impresión 3D: la impresión 3D por estereolitografía (SLA) y el procesamiento digital de luz (DLP).

En el caso de la estereolitografía (SLA), se expone una bandeja de resina líquida de manera selectiva a un rayo láser en el área de impresión que solidifica la resina en áreas específicas.

El procesamiento digital de luz (DLP) funciona con el mismo proceso químico que los procesos por SLA y LFS, pero utiliza un proyector digital como fuente de luz para solidificar la resina en vez de un láser. 

Procesamiento Digital de Luz (DLP)

Use this paragraph to add supporting context. Consider your audience and what matters to them, and provide insights that support your topic.

Tecnología DLP Empresora 3D

Las impresoras 3D más habituales en odontología y ortodoncia se basan en la exposición selectiva de resina líquida a una fuente de luz (un láser en el caso de la SLA y LFS y un proyector en el del DLP) para formar capas sólidas y muy finas de plástico que se apilan para crear un objeto sólido.

Las impresoras 3D por SLA, LFS y DLP funcionan de manera similar: las diferencias en la calidad de impresión, el proceso de trabajo, los materiales disponibles, los costes y otros factores varían más dependiendo de la máquina que de la tecnología. 

Modelos dental impreso en 3D

¿Cómo evaluar las impresoras 3D para odontología?

Precisión y fiabilidad

El objetivo principal de cualquier clínica o laboratorio dental es garantizar que las piezas finales sean precisas y de alta calidad. Por desgracia, no todas las impresoras 3D comercializadas para el sector de la odontología o de la ortodoncia son capaces de producir la calidad, fiabilidad y precisión necesarias para las aplicaciones de ortodoncia. Además, comparar impresoras diferentes impresoras 3D va más allá de mirar fichas de especificaciones técnicas.

Es posible que algunos fabricantes intenten confundir a los posibles clientes con información y especificaciones técnicas engañosas. Lo más habitual es que intenten hacer pasar la altura de capa, el diámetro del punto focal del láser o el tamaño de los píxeles por “precisión”, a pesar de que tales especificaciones no tienen un impacto directo en la precisión final de las piezas. Si bien la mayoría de las empresas utilizan una única cifra para expresar la precisión (por ejemplo, 50 o 75 micras), en realidad suelen tratarse de trucos de marketing y normalmente representan el límite de resolución de la impresora.

Tecnología de Impresión SLA, DLP y LFS

En esencia, la precisión y la fiabilidad dependen de muchos factores diferentes: la calidad de la impresora 3D, la tecnología de impresión 3D, los materiales, la configuración del software, el posacabado y el grado de calibración de todos estos sistemas. Por lo tanto, solo se puede juzgar una impresora 3D a través de las piezas finales impresas.

Costes y rentabilidad de la impresora 3D

Cuando te planteas adoptar una nueva tecnología, tiene que tener sentido para tu negocio. El coste de las impresoras 3D para odontología se ha reducido de manera significativa desde que salieron a la venta los primeros equipos y los sistemas disponibles en el mercado hoy en día ofrecen los costes más reducidos para muchas aplicaciones. 

Por ejemplo, una clínica o laboratorio dental que imprima guías quirúrgicas o modelos dentales para fabricar alineadores termoformados en sus propias instalaciones por lo general puede reducir los costes en un 75-95 % por cada pieza en comparación con el coste de externalizarlas a otros laboratorios o proveedores de servicios. Esto supone un ahorro suficiente como para amortizar una impresora 3D en unas pocas semanas y ahorrar su precio de venta varias veces a lo largo de los años.

A la hora de comparar distintas soluciones de impresión 3D para odontología, ten en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Gastos iniciales, incluyendo no solo el precio del equipo, sino también el coste de la formación, configuración y, en su caso, software.
  2. Gastos de funcionamiento, que se pueden estimar mejor con los costes del material por unidad.
  3. Gastos de reparación y mantenimiento. Desconfía de los contratos que incluyan mantenimiento obligatorio, ya que puede llegar a costar hasta el 20 % de los gastos iniciales de la impresora al año.

Materiales y aplicaciones

Las impresoras 3D profesionales son algunas de las herramientas más versátiles de las que disponen hoy en día las clínicas y laboratorios dentales y de ortodoncia; la clave de su versatilidad es el uso de materiales específicos.

La selección del material varía según el modelo de impresora. Algunas impresoras 3D básicas pueden producir únicamente modelos para diagnóstico, mientras que los sistemas más avanzados pueden fabricar aplicaciones de gran precisión, como modelos de coronas y puentes, guías quirúrgicas o restauraciones para fundición/prensadas, y productos dentales biocompatibles de larga duración, como férulas, retenedores o prótesis dentales, así como instrumentos para ortodoncia como alineadores transparentes y placas de Hawley mediante el termoformado de modelos impresos en 3D.

Modelos dentales Impresos en varias resinas

Velocidad y rendimiento

Cuando se piensa en velocidad en la impresión 3D, es importante no considerar solo la velocidad de impresión en sí misma, sino también el rendimiento.

En general, la velocidad de impresión de las impresoras 3D SLA, LFS y DLP es comparable. Dado que el proyector expone cada capa entera al mismo tiempo, la velocidad de la impresión 3D por DLP es uniforme y depende únicamente de la altura de las piezas, mientras que las impresoras 3D SLA y LFS dibujan cada pieza con un láser. Por lo general, esto supone que las impresoras 3D SLA y LFS tengan una velocidad comparable o superior al imprimir piezas únicas o de tamaño pequeño, mientras que las impresoras 3D DLP imprimen con mayor rapidez múltiples piezas que llenan gran parte de la base de impresión. 

Sin embargo, en el caso de las impresoras DLP puede darse un conflicto entre la resolución y el volumen de impresión. Es posible que una impresora 3D DLP imprima con rapidez, pero la base de impresión solo podrá contener unos pocos modelos. Una impresora distinta con un volumen de impresión más grande podrá imprimir más piezas, pero solo a una resolución más baja, lo que significa que puede que no sea lo suficientemente precisa como para crear modelos para restauraciones dentales o guías quirúrgicas que requieran una mayor precisión.

Producción total diaria posible = El número de piezas que se pueden producir en una jornada de trabajo de ocho horas + una impresión nocturna

Una impresora 3D DLP con una pequeña base de impresión puede producir rápidamente como mucho un pequeño número de modelos al mismo tiempo. Dado que necesitas preparar la impresora, configurar la impresión en el software y realizar el posacabado de las piezas, el coste del trabajo acaba aumentando significativamente por cada pieza si deseas utilizar por completo sus capacidades de producción.

Otra consideración importante que deben tener en cuenta especialmente los laboratorios es si necesitan una única impresora o varios equipos para cumplir con sus objetivos. La producción con celdas de impresión con múltiples equipos suele reducir los costes iniciales en comparación con los equipos de gran tamaño. Si adquieren un equipo de bajo coste en primer lugar, los laboratorios pueden probar los métodos de producción antes de aumentar la producción para dar respuesta a la demanda. Así, tienen la oportunidad de pagar por la producción solo cuando sea necesario, en vez de hacer una gran inversión a largo plazo en un mercado que evoluciona con mucha rapidez. Las celdas de impresión también dan la capacidad de crear múltiples herramientas diferentes al mismo tiempo y reducir el riesgo gracias a la redundancia Si una máquina necesita mantenimiento, se puede distribuir la producción en el resto de celdas de impresión.

Empieza a trabajar con la odontología digital y la impresión 3D

Mientras que hace unos años los únicos que podían permitirse adquirir una impresora 3D eran los laboratorios dentales y los centros de fresado más grandes, ahora son un producto habitual en muchas clínicas y laboratorios dentales y de ortodoncia.

Ten en cuenta los factores que se han mencionado y las necesidades de tu empresa, ya que hay opciones que se ajustan a algunos negocios del sector de la odontología mejor que otras. Asegúrate de investigar el tema, evaluar piezas reales y evitar pagar precios demasiado elevados.

Publicaciones Similares